Woman showing a glass of water, closeup

Bebe un vaso de agua justo después de levantarte o por lo menos 10 minutos antes de desayunar, porque:

  • Reduce la acidez
  • Hidrata tus órganos internos
  • Regula tu temperatura
  • Ayuda en la oxigenación de la sangre
  • El cerebro se mantiene alerta
  • Disminuirá tu apetito
  • Ayuda a tus riñones a eliminar residuos
  • Mantiene la tonicidad y elasticidad de tu piel

De preferencia, toma el agua a temperatura ambiente o tibia, pero nunca fría. Además recuerda seguir tomando agua durante todo el día para mantener tu cuerpo hidratado.

LEAVE A REPLY